Monasterios
Monasterios de Auvernia
Ródano-Alpes
Abadía de Saint-Géraud de Aurillac
Abbaye Saint-Géraud d'Aurillac
< anterior Inicio Francia

Auvernia-Ródano-Alpes

Cantal siguiente >
català
buscador contacto

Cantal

Este monasterio fue fundado por san Geraldo (Géraud), hijo de los condes de Aurillac, nacido en ese mismo lugar, donde la familia poseía el castillo de Saint-Étienne. En 894 Geraldo viajó a Roma donde consiguió el visto bueno del papa Formoso I para la fundación de un monasterio en Aurillac, al tiempo que le otorgaba el privilegio de exención, por lo que la casa que se había de fundar pasaba a depender directamente de la Santa Sede, sin intervención episcopal. De regreso a la Auvernia comenzó la construcción de la iglesia del monasterio y el 899 consiguió del rey franco Carlos el Simple la protección real para la nueva casa. El año 907 se consagró una primera iglesia monástica de proporciones modestas, dedicada a san Pedro. El fundador murió en 909 y su vida fue recogida poco después por san Odón de Cluny (c. 878-942).

Aurillac / Orlhac
La iglesia de Saint-Géraud, en Aurillac

Benedictinos


Cluniacenses


 
 

El primer abad del monasterio fue Adalgario, nombrado por el propio fundador, y que murió el año 909 poco antes que san Geraldo. Entre los años 925 y 926 el abad fue san Odón de Cluny, que en este último año, o poco después, se convertiría en responsable de la abadía de Cluny. Aurillac no fue nunca una casa dependiente de Cluny debido al privilegio de exención que disfrutaba, pero los vínculos entre los dos monasterios fueron muy estrechos. El 972 se consagró una nueva iglesia, resultado de la reconstrucción parcial de la primera y donde ya se pusieron en lugar preeminente los restos del fundador que se consideraba santo a causa de los numerosos hechos milagrosos atribuidos a su intercesión.

Aurillac / Orlhac
San Geraldo el fundador del monasterio
Ilustración de la Vie de S. Géraud, comte d'Aurillac
Bibliothèque nationale de France

Alrededor del año 967 el conde Borrell II de Barcelona pasó por Aurillac donde veneró las reliquias del santo y regresó con el monje Gerberto de Aurillac, quien estudió en algunos monasterios catalanes y en Vic y después de estar en diversos lugares de Europa, el 990 fue elegido papa con el nombre de Silvestre II. En esta época el monasterio de Aurillac había convertido en un centro religioso y de poder de primer orden, a la vez que había intervenido en la fundación de otros monasterios como Saint Pons de Thomières (Hérault), Chanteuges (Alto Loira), Saint-Chaffre (Alto Loira), Varen (Tarn y Garona), Souillac (Lot) e incluso Santa María do Cebreiro (Lugo, Galicia).

Silvestre II
El papa Silvestre II
Aurillac / Orlhac
La iglesia de Saint-Géraud

Tenía un importante número de prioratos dependientes y sus posesiones eran muchas y se extendían por todas partes. En esta época se habla de una imagen de oro de san Geraldo, objeto de mucha devoción. El año 1095 el papa Urbano II, de regreso del Concilio de Clermont, consagró nuevamente la iglesia del monasterio, que había sido reformada. El poder de la abadía, que tenía jurisdicción civil y criminal, era muy importante y durante la segunda mitad del siglo XII hizo estallar de forma violenta la oposición de la población de Aurillac y relacionado con aquella situación en 1184 la casa fue asaltada por las tropas y saqueada, lo que se extendió, además, a posesiones alejadas del monasterio. En 1233 todavía se registró una nueva ocupación de Aurillac y de su abadía, lo que provocó la intervención del papa Gregorio IX, excomuniones incluidas. A pesar de la situación de inestabilidad el monasterio mantenía todavía en aquella época su situación de prosperidad.

Aurillac / Orlhac
La iglesia de Saint-Géraud
Aurillac / Orlhac
Muros medievales de la iglesia
Imagen de Wikimedia Commons

A mediados del siglo XIV el monasterio pasó por una época de decadencia a causa de la guerra de los Cien Años que afectó la región, agravada por los episodios de peste. Aquel estado de cosas se agravó en el siglo XV, en 1464 murió el abad Hugues de la Roche, el último elegido libremente por la comunidad, en adelante sería la Santa Sede quien se encargaría de nombrar los abades comendatarios, ante de la situación de desbarajuste que presentaba. Uno de esos abades comendatarios fue César Borgia (entre los años 1493 y 1498). La vida monástica no se regularizó jamás, menudeaban los escándalos de todo tipo e incluso los servidores del abad fueron acusados ​​de un asesinato ocurrido en la población. Finalmente la abadía fue secularizada en 1561. Actualmente quedan pocos testimonios arquitectónicos de aquella abadía benedictina. La iglesia conserva algunos elementos antiguos pero su estructura es el resultado de la restauración del siglo XIX. A su alrededor hay algunos edificios que tienen origen monástico, como el Hospital, una fuente procedente del claustro y la casa de los Canónigos, edificada ya cuando se había secularizado el monasterio.

Aurillac / Orlhac
Fuente medieval procedente del claustro
Aurillac / Orlhac
Fachada del hospital del monasterio

Aurillac / Orlhac
Capiteles de la fachada del hospital
Aurillac / Orlhac
Capiteles de la fachada del hospital
Aurillac / Orlhac
Capitel de la fachada del hospital

Aurillac / Orlhac
Casa de los canónigos
Aurillac / Orlhac
Aurillac
 

Bibliografía:
- JOUBERT, Edouard. L’abbaye bénédictine de Saint-Géraud d’Aurillac (894-1561). Aurillac: Imp. Moderne, 1981
- ODÓ DE CLUNY. La Vie de S. Géraud, comte d'Aurillac. Aurillac: L. Viallanes, 1715
 

Situación:

La actual iglesia de Saint-Géraud se encuentra en el centro de Aurillac


Saint-Géraud de Aurillac

Baldiri B. - Març de 2013