Monasterios
Monasterios de Occitania
Abadía de Santa María de Arles
Abbaye de Sainte-Marie d'Arles
< anterior Inicio Francia Occitania Pirineos Orientales

siguiente >

català
buscador contacto rss

Vallespir
Arles / Arles-sur-Tech

La fundació

La antigua abadía fue fundada poco después del 778 por un monje llamado Castellà, venido de España huyendo de los sarracenos con el espíritu repoblador que impulsó Carlomagno en esta región conocida como Septimania. Aquella primera abadía era conocida como Santa María de Vallespir y se encontraba situada en un lugar distinto del actual.

Se tienen referencias directas o indirectas de diversos preceptos reales que mencionan la abadía, otorgados a principios de siglo IX. Hay también constancia de un ataque de los normandos que asolaron el lugar (858-860), lo que motivó el otorgamiento de nuevos preceptos de inmunidad a favor del cenobio.

Santa Maria d'Arles
Fachada de la abadía, con una de les torres de defensa

Benedictinos


Cluniacenses

 

Santa Maria d'Arles
Fachada de la iglesia

El traslado

En 934 ya se encuentra situada en el actual lugar. El traslado se habría hecho en época del abad Sunifred (? -891), Hijo del conde Sunifred I de Urgell y Cerdanya. En esta época (siglos X y XI) la abadía se encontraba bajo la protección condal. En 1078 pasó a la órbita de Cluny, y dependiendo directamente de Moissac, los abades de Arles fueron desde entonces monjes de aquel lugar.

La iglesia de Santa María se volvió a consagrar en 1157 (ya había sido consagrada anteriormente, en 1046). Fue una época de construcciones importantes, la misma iglesia abacial, la parroquial de San Esteban y otras iglesias directamente vinculadas al monasterio, y el recinto amurallado.


Esplendor y decadencia

E
n el siglo XIII y comienzos del XIV aún continuó la actividad constructora, reflejo de una época de esplendor, que iría desvaneciéndose lentamente. En 1235 y 1325 el monasterio hizo frente a una revuelta popular que se enfrentaba al poder que ejercía la abadía sobre la población. La decadencia se fue acentuando hasta que en la segunda mitad del siglo XVI, la iglesia estaba en ruinas. La abadía se unió a la de Sant Andreu de Sureda con el objetivo de mejorar su situación económica (1592).

En 1701 la abadía fue unida al obispado de Elna y Perpiñán, efectiva desde el 1722, y que perduró hasta la Revolución, cuando se suprimió el cenobio. La iglesia pasó a ser la parroquial de la población mientras que las otras dependencias llegaron a manos particulares. En 1841 el claustro fue devuelto a la iglesia y desde entonces se han ido haciendo obras de restauración en el conjunto. En 1908 quedó catalogado como Monument Historique.

Santa Maria d'Arles
El claustro, con la iglesia

Santa Maria d'Arles
El claustro
Santa Maria d'Arles
Capiteles del claustro
Santa Maria d'Arles
La sala capitular

La iglesia

Esta iglesia es uno de los edificios románicos más interesantes de esta época y tiene una considerable unidad. El grueso de la obra es del siglo XI. Es de planta basilical, con tres naves y tres ábsides. No tiene transepto. Todas las naves tienen bóveda de cañón, las laterales corresponden a la construcción que se consagró en 1046 y la central, ligeramente apuntada, muy posiblemente haya que situarla en la época de la segunda consagración (1157). Los muros laterales de la iglesia se abrieron en época gótica para hacer unas capillas.

A los lados de la cabecera se situaban dos poderosos campanarios, de los que sólo queda uno. Estas construcciones se complementaban con dos torres de defensa más, situadas a levante y de las que también se conserva una. La iglesia, pues, estaba flanqueada por un total de cuatro torres.

Entre estas torres de defensa y la fachada se encontraba un atrio, que ahora ha desaparecido. Una puerta arcaica da acceso a la iglesia. En la parte superior se encuentra una ventana decorada y más arriba una serie de arcos separados por columnas. En este atrio se encuentra la 'Santa Tumba' la estatua yacente de Guillem Gaulcem.

Santa Maria d'Arles
La nave central de la iglesia

El claustro

Se trata de una obra gótica primitiva, de la época del abad Ramon Desbac (1261-1303), de planta irregular y adosado a las capillas añadidas en el muro del sur de la iglesia, lo que hace pensar que este claustro se levantó con posterioridad a la construcción de las capillas, o bien que estas últimas ocupan el lugar de algunas dependencias situadas entre la iglesia y el claustro, lo que no es verosímil.

Santa Maria d'Arles
Entrada al claustro
Santa Maria d'Arles
Majestad de la portada

Portada principal

Esta puerta está formada por un dintel arcaico sobre el que se encuentra una cruz centrada por una Majestad entre los símbolos de los evangelistas. Está enmarcada por un guardapolvo semicircular, decorado con motivos vegetales a los extremos del cual hay unas figuras de monstruos. El relieve se puede fechar hacia el siglo XI, pero posiblemente el dintel sea anterior.

Santa Maria d'Arles
Ventanal de la fachada

Ventanal de la fachada

Se trata de una sencilla apertura de medio punto, decorada exteriormente con un relieve con motivos vegetales que la rodea.


La 'Santa Tumba'

Se trata de un sarcófago paleocristiano del siglo IV. Una leyenda considera que contenía los cuerpos de los santos Abdón y Senén y que, milagrosamente, de su interior brota el agua de manera ininterrumpida. El abad Arnulf (documentado el 963) hizo traer las reliquias de los santos de Roma, donde fueron objeto de mucha devoción popular. Está situado en el antiguo atrio.

Santa Maria d'Arles
La "Santa Tumba"

Estatua yacente de Guillem Gaucelm

Empotrada en el muro y sobre la Santa Tumba se encuentra la estatua yacente del caballero Guillem Gaucelm de Tellet, fallecido en 1210. Se considera que esta pieza es obra de Ramón de Bianya del que se conocen dos obras más, de características similares, conservadas en el claustro de Elna. Esta pieza presenta un desperfecto en la nariz lo que hizo que se le atribuyera a un hecho milagroso: el de haberse curado de una enfermedad en la cara gracias al agua milagrosa que brotaba de la 'Santa Tumba'.


Santa Maria d'Arles
Yacente de Guillem Gaucelm

Pinturas murales

En el interior de la iglesia, el muro de la fachada principal y sobre la puerta, se encuentra la capilla de Sant Miquel, con un ábside vaciado en el grueso del muro. Este lugar conserva todavía una buena muestra de pintura mural románica. Las figuras mejor conservadas representan ángeles. Estaba centrado por un Cristo en Majestad, prácticamente perdido del todo.

Santa Maria d'Arles
Pinturas murales


Retablo de los santos Abdón y Senén

Es un retablo barroco, de 1647, obra de Llàtzer Tramulles (1.605-1657). Destinado a conservar los relicarios de los santos Abdón y Senén.

Santa Maria d'Arles
Retablo de los santos Abdón y Senén
Santa Maria d'Arles
Armario en uno de los pilares de la iglesia
Santa Maria d'Arles
Detalle del retablo de los santos Abdón y Senén

Bibliografía:
-  PONSICH, Pere (1996). Catalunya Romànica. Vol. XXV. El Vallespir, el Capcir, el Donasà, la Fenolleda, el Perapertusès. Enciclopèdia Catalana. Barcelona
 

Situación

La abadía de Santa María de Arles se encuentra en el centro de la antigua ciudad de Arles (Vallespir), en el departamento francés de los Pirineos Orientales (Languedoc-Rosellón)


Santa María de Arles

Baldiri B. - Diciembre de 2010