Monasterios
Monasterios de Occitania
Abadía de Valmagne
< anterior Inicio Francia Occitania Hérault

siguiente >

català
buscador contacto rss

Hérault

Fundación

E
l topónimo Vallis (o Villa) Magna es conocido desde la antigüedad, aquí se localizaba un conocido manantial. Este lugar fue el elegido por un grupo de monjes benedictinos procedentes del monasterio de Santa María de Ardorel (Tarn) para establecerse en 1138. La fundación fue patrocinada por Ramón I Trencavel y confirmada al año siguiente por el obispo de Agde. Dependía de la abadía de Cadouin (Dordoña). En aquella época la comunidad seguía la regla de San Benito.

Valmagna
Abadía de Valmagne


Cistercienses

Valmagna
Nártex y fachada de la iglesia

Valmagna
Interior del nártex


Valmagna
Portada de la iglesia

Valmagna
La iglesia monástica


Abadia cisterciense

Poco después de su fundación, el 1144, Valmagne pasó a gobernarse según la regla cisterciense, que en aquella época estaba en pleno desarrollo. La comunidad pidió al papa desligarse de Cadouin y Ardorel, lo que obtuvo el 1145, poniendo entonces a la abadía bajo la dirección de Bonnevaux (Isère) y provocando la confrontación con los Trencavel que se opusieron sin éxito, el 1159 el papa Adriano IV confirmó la afiliación al Císter.
 

Valmagna
Nave central

Valmagna
El presbiterio

Valmagna
Bóveda absidial


Esplendor

Con el Cister, la abadía conoció una época de esplendor, con abundantes donaciones que hicieron que la riqueza de la comunidad fuera considerable, manteniendo una serie de granjas a su servicio diseminadas por la región, sin olvidar las buenas relaciones con la nobleza. El 1245 la cercana abadía de Vignogoul pasó a depender de aquí.

Resultado de esta pujanza fue la decisión de edificar una nueva iglesia, que debería sustituir (aunque sólo tenía cien años) el antiguo edificio románico por una nueva construcción gótica, una iglesia de dimensiones considerables (53 m de longitud y 23 m de altura). En el siglo XIV comenzó la construcción del claustro gótico, conservando elementos del anterior, románico.

Valmagna
Deambulatorio

Valmagna
Bóvedas del deambulatorio


Decadència

El inicio de la decadencia viene dado por la epidemia de Peste Negra que devastó esta región (1348), algunos monjes murieron y otros huyeron de la abadía. También le afectó la guerra de los Cien Años y el ir y venir de los mercenarios. Poco a poco se fueron vendiendo las propiedades para hacer frente a los gastos.

A partir del 1477 la comunidad pasó a estar dirigida por abades comendatarios. Con la voluntad de mejorar la dirección, los abades eran nombrados desde fuera, en lugar de elegirlos la misma comunidad entre sus miembros. Esto solía conducir a una relajación de la vida religiosa por un lado y al desinterés del abad por la misma abadía por el otro. A mediados del siglo XVI el propio abad se hace protestante y ataca Valmagna. El resultado de todo esto es que a partir de 1575 se encuentra una abadía abandonada y en proceso de ruina.

Valmagna
Campanario desde el lavabo

Valmagna
Galería del claustro con la sala capitular


Renovación y clausura

A partir del siglo XVII se hicieron trabajos de mantenimiento, muchas partes de la iglesia debieron ser muradas para evitar su caída y se restauró el claustro. A finales de este siglo se hacen obras importantes, pero la abadía quedó endeudada y sin medios económicos para hacer frente a los pagos. A finales del siglo XVIII la comunidad era muy reducida y en 1790 los tres últimos monjes lo abandonaron llevándose los pocos objetos de valor que aún quedaban. El abandono permitió que los restos del mobiliario y archivo fueran incendiados. Pasó a propiedad pública y se procedió a la venta de los bienes.

En 1791 fue adquirido por un particular que se dedicó la elaboración de vino. La misma iglesia servía de bodega y construyó unas grandes barricas empotradas en las capillas laterales, tanto en la nave como el ábside. En 1838 cambió de propietario y actualmente aún sigue en manos de la misma familia que se dedica a la viticultura. Se están llevando a cabo trabajos de conservación y restauración.

Valmagna
Sala capitular

Valmagna
Sala capitular


La iglesia

La iglesia es un ejemplar gótico de grandes dimensiones. De tres naves, con crucero y presbiterio rodeado por una girola, con siete capillas radiales. Cabe decir que el edificio se levantó con piedra local de poca calidad y ahora se encuentra en muy mal estado. Es por ello que muchas de sus aberturas, ventanales e incluso espacios entre las columnas de la nave se encuentran muradas para asegurar la estabilidad. Incluso ha caído alguno de los contrafuertes. La fachada principal está precedida por un nártex entre dos poderosas torres de defensa. En el interior sorprende la serie de barricas de vino de grandes dimensiones que ocupan las capillas laterales. Tratándose de una construcción cisterciense, la decoración está reducida al mínimo: las claves de bóveda y elementos vegetales en los pilares (de sección elíptica), a modo de capitel.

Valmagna
Capiteles de la portada de la sala capitular

Valmagna
Templete del lavabo


El claustro

El ala de levante del claustro es la más antigua. Se trata de un patio de grandes dimensiones cerrado por cinco grandes arcos apuntados en cada lado, separados por contrafuertes. Cada uno de estos arcos presenta una serie de arcos (unos de medio punto y otros apuntados) sobre columnas y, encima, un grueso óculo.

El ala sur del claustro está centrada por el lavabo, de planta octogonal, con una serie de tres arcos en cada lado. En medio está la fuente y todo el conjunto está cubierto por unos nervios de piedra que soportan una parra que le da sombra en verano.

Valmagna
Templete del lavabo

Valmagna
Fuente del lavabo


Sala capitular

Conforma la parte más antigua de la abadía. Se accede por un portal flanqueado por unos ventanales de doble anchura, todo soportado por columnas y capiteles de diferentes tipos. Es una nave única, sin pilares que soporten la bóveda. En el muro del fondo se abre un ventanal triple.

Otras dependencias

Hay otros elementos de menor entidad, entre los cuales la sala de los monjes, refectorios, bodegas, dormitorio en el piso superior y el edificio que se levantó en el siglo XVII.

Valmagna
Abadía de Valmagne

Valmagna
Dependencias renovadas


Bibliografía:
- GAUDART, Diane de (2000). Abbaye de Valmagne. Éd. Gaud. Moisenay
Enlace:
- Abbaye de Valmagne

Situación:

A occidente de la población de Villeveyrac, donde pertenece.
Este lugar se encuentra a levante de Pézenas, camino de Montpelier


Valmagne

Baldiri B. - Enero de 2014