Monasterios
Monasterios de
Provenza-Alpes-Costa Azul
Convento de la Madeleine de Saint-Maximin. La Sainte-Baume
Sainte-Marie-Madeleine de Saint-Maximin. La Sainte-Baume
< anterior Inicio Francia Provenza-Alpes-Costa Azul Var siguiente >
català
buscador contacto

Var

Este es un convento dominico fundado a partir del 1279 con la voluntad de establecer un lugar de devoción a María Magdalena, que antiguas tradiciones la sitúan en estas tierras durante los últimos años de su vida. Anteriormente a esta fundación, Saint-Maximin era un pequeño priorato dependiente de la abadía de San Víctor de Marsella y por lo tanto estaba en manos de monjes benedictinos. Pasó s los dominicos gracias sobre todo a los condes de Provenza y la complicidad del papado que apoyó la empresa.

La Madeleine
La Madeleine de Saint-Maximin


Benedictinos


Dominicos

 


La Madeleine
La Madeleine de Saint-Maximin

La Santa Bauma
La Sainte-Baume


Para situar este establecimiento hay que mencionar las tradiciones que vinculan este territorio con María Magdalena, algunas muy antiguas y otras creadas a partir del descubrimiento de su tumba y la propia fundación del convento. La Magdalena es un personaje presente en algunos episodios evangélicos, acontecimientos que se fueron enriqueciendo con detalles añadidos como la recogida de unas gotas de la sangre de Cristo en el mismo Calvario, reliquia que sería después venerada en Saint-Maximin. Después de la resurrección de Cristo se la sitúa en Palestina difundiendo el cristianismo, por lo que se desencadenó una persecución contra los discípulos de Cristo y ella misma. Un grupo de discípulos formado por María Magalena, María de Cleofás, María Salomé (conocidas como las Tres Marías), los hermanos de la Magdalena (Lázaro y Marta), Maximino, (compañero de Lázaro y luego considerado el primer obispo de Aix-en-Provence) Sidonio y las sirvientas Marcela y Sara, entre otros fueron abandonados en una vieja barca sin velas ni timón ni remos que fue llevada milagrosamente a la Provenza. Aquellos exiliados desembarcaron en la costa de la Camarga (en Saintes-Maries-de-la-Mer) desde donde se dispersaron por diferentes lugares.

La Magdalena
La Magdalena penitentr (c1533)
Ticiano
Palacio Pitti, Florencia
Imaen de Wikimedia


La Magdalena se trasladó a Marsella, lugar que evangelizó durante siete años, antes de retirarse a una cueva que estaba ocupada por un dragón de quien fue salvada gracias a la intervención del arcángel san Miguel. En este lugar vivió treinta años en los que era transportada diariamente por los ángeles al cielo, donde se alimentaba. Al final de su vida, la cueva donde se había retirado fue descubierta por otro eremita que vivía en los alrededores, el cual fue a buscar al obispo Maximino de Aix que la pudo asistir en el momento de su muerte. Maximino se encargó de su entierro y ordenó que, a su muerte, él también fuera enterrado allí. Sobre aquella tumba y los restos de la Magdalena hay dos versiones, una es la defendida desde la abadía de Vézelay (Yonne, Borgoña) que dice que en tiempos de Carlomagno fueron llevados a aquel monasterio. La otra es la patrocinada desde Saint-Maximin que sitúa su tumba y las reliquias en la cripta de la iglesia.

La Santa Bauma
La Sainte-Baume
Ilustración de Monuments inédits sur
l'apostolat de Sainte Marie-Madeleine...
(1865)

La Magdalena
La Magdalena transportada ppor los ángles
Antonio Vivarini (s. XV)
Gemäldegalerie (Berlín)


La Sainte-Baume es el lugar donde se sitúa la época de penitencia de la Magdalena y que se convirtió desde muy antiguo en un centro de peregrinación. Otra tradición dice que san Juan Casiano, el fundador de San Víctor de Marsella, se sintió atraído por estos lugares y estableció una comunidad monástica en el lugar de enterramiento (el priorato de Saint-Maximin) y también en la Sainte-Baume. Él mismo dispuso una celda cerca de aquí donde se retiraba algunas temporadas para la práctica del eremitismo.

Saint-Maximin
Entrada a la cripta de la actual basílica de la Madeleine


En cuanto a la iglesia de Saint-Maximin, la tradición dice que la comunidad fundada por Juan Casiano se mantuvo hasta la llegada de los sarracenos. De hecho no es hasta el 1038 que se encuentra documentada por primera vez, vinculándola a San Víctor, es desde aquella abadía que se impulsó la creación (o recuperación) del priorato. El gran cambio en la vida de esta casa llegó en el siglo XIII con la invención de las reliquias de la Magdalena y la llegada de los dominicos en sustitución de los benedictinos.

Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Sarcófago de santa Maria Magdalena
Ilustración de Monuments inédits sur
l'apostolat de Sainte Marie-Madeleine...
(1865)


Todos estos cambios fueron impulsados por los condes de Provenza, Carlos de Anjou y su hijo Carlos II, con relato milagroso incluido relativo a la liberación de este último, leyenda que sería promovida en adelante por los dominicos. Según ésta, Carlos permanecía cautivo en Barcelona desde 1284 cuando Roger de Lauria lo hizo prisionero en el transcurso de la guerra de Sicilia. En la cárcel se encomendó a la Magdalena y esta le dijo en sueños que sería liberado y también que tenía que buscar su tumba en Saint-Maximin, dándole detalles del mismo y aclarando, para salir de dudas, que las reliquias que se veneraban en Vézelay no eran las suyas. Efectivamente después de ser transportado milagrosamente de Barcelona a Narbona, buscó en la cripta de la iglesia donde se descubrieron dentro unos sarcófago los restos de la santa con el frasco de tierra y sangre de Cristo que ella había recogido del Calvario.

Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Armario con las relíquias de la Magdalena

Saint-Maximin
Carlos II de Anjou, conde de Provenza
Ilustración de Iconographie des sceaux el bulles, 1860


En 1295 se procedió a fundar el nuevo convento dominico, orden que en ese momento estaba en pleno apogeo, y comenzó la construcción de una gran iglesia gótica y del convento anexo. Gracias a la devoción de las reliquias de la Magdalena se planificó la construcción de una iglesia de grandes dimensiones. La obra fue a buen ritmo hasta mediados del siglo XIV, cuando la construcción se vio afectada por un episodio de peste y la guerra de los Cien Años. No se pudo terminar hasta bien entrado el siglo XVI. En aquella época la crítica histórica comenzó a poner en duda la leyenda de María Magdalena y de su presencia en la Provenza, lo que fue afectando poco a poco la llegada de peregrinos. Con la Revolución el convento dominico fue suprimido (1791) y el lugar quedó desprotegido, a comienzos del siglo XIX le fue devuelto el culto pero la estructura de la iglesia había sufrido el paso de los años y se hicieron necesarias las restauraciones que costaron de realizar debido a las grandes dimensiones del templo y la poca atracción que tenía para las autoridades. Después de la Revolución ha habido intentos de recuperación de la comunidad dominica.

Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Sarcófago de san Sidonio

Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Sarcífago de los Inocentes


Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Sarcófag de san Maximino o Sarcófago de santa Marcela
Ilustración de Monuments inédits sur
l'apostolat de Sainte Marie-Madeleine...
(1865)

Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Sarcógafo de los Inocentes
Ilustración de Monuments inédits sur
l'apostolat de Sainte Marie-Madeleine...
(1865)


Saint-Maximin
Cripta de Saint-Maximin
Sarcófago de san Sidonio
Ilustración de Monuments inédits sur
l'apostolat de Sainte Marie-Madeleine...
(1865)

Saint-Maximin
Basílica de Saint-Maximin

Saint-Maximin
La basílica de Saint-Maximin desde el claustro


Saint-Maximin
San Maximino y la Magdalena
Detalle de una ilustración de Le Mirouer historial (sXV)
Bibliothèque nationale de France

Saint-Maximin
Galería del claustro

 

Bibliografía:
- AUDIFFRET, M. Comte d’(1866). Visite à la Sainte-Baume et à Saint-Maximin. París: Bachelin-Deflorenne
- FAILLON, Michel (1865). Monuments inédits sur l'apostolat de Sainte Marie-Madeleine en Provence. París: Petit Montrouge
- SANTIAGO DE LA VORÁGINE (1987). La leyenda dorada. Madrid: Alianza Editorial
- SAXER, Victor (1955). La crypte et les sarcophages de Saint-Maximin dans la littérature latine du Moyen-Age. Provence Historique. Fascicule 21
- SAXER, Victor (1954). L'acquisition du domaine de Saint-Maximin par l'abbaye de Saint-Victor au XIe siècle. Provence Historique. Fascicule 16

 


Situación:

La actual basílica de La Madeleine (1) se encuentra al centro de Saint-Maximin
La Sainte-Baume (1a) está al sur

Baldiri B. - Enero de 2015