Monasterios de
Catalunya

Dominicos

Convento de Santa Caterina
< anterior Inicio Catalunya Barcelonès Barcelona siguiente >
català
cercador contacto facebook

Barcelonès

El convento de los predicadores de Barcelona es una de las fundaciones monásticas que impulsó el obispo Berenguer de Palou (obispo de Barcelona entre el 1212 y 1241). De regreso de Roma ya su paso por Bolonia, el obispo entró en relación con los dominicos y solicitó la fundación de un establecimiento en su ciudad de Barcelona. Aquellas gestiones tuvieron su fruto y en 1219 llegaron los primeros dominicos. Fueron adquiridas unas casas en el barrio donde se instalaron, además se servían de la cercana iglesia de Sant Jaume (en la plaza de este nombre) ahora desaparecida, para las celebraciones litúrgicas. En una bula de 1221 del papa Honorio III, éste pide al obispo Berenguer que cuide a los predicadores llegados a la ciudad. Por este convento y pasaron personajes ilustres, uno de ellos fue San Raimundo de Peñafort, fallecido en 1275.

Santa Caterina
Claustro de Santa Caterina,
Grabado publicado el 1826/1832
Arxiu Històric de la Ciutat, Barcelona

Sant Domènec
Lugar del primer establecimiento


Sant Domènec
Lugar del primer establecimiento

Sant Domènec
Lugar del primer establecimiento
Sant Domènec

Santa Caterina
Excavación del convento de Santa Caterina (marzo de 2001)

Santa Caterina
Restos visibles del antiguo convento


Pronto esa casa se hizo pequeña y en 1223 se les cedió unas casas y espacio suficiente para levantar un nuevo convento. En el lugar elegido existía una capilla dedicada a santa Catalina. Las obras para levantar el nuevo convento se hicieron en parte gracias a la ayuda económica de Jaime I; estas comenzaron hacia el 1243, poco a poco fueron continuando, en 1275 se trabajaba en el rosetón de la fachada, lo que podría indicar que la iglesia se acababa. A finales de aquel siglo ya deberían estar prácticamente acabadas, aunque en transcurso de los años se fueron completando y modificando. En 1261 se hizo en esta iglesia un capítulo general de la orden. En el siglo XVI se levantó un segundo claustro, de dimensiones similares al primero. A partir del 1601 se amplió la iglesia.

Santa Caterina / MNAC
Urna de fray Bernat de Mur
Procedente del convento
Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona


Durante el asedio de 1714 el lugar fue víctima del bombardeo, pero las efectos destructivos sobre el conjunto llegaron con el siglo XIX. Entre el 1820 y 1823 la comunidad fue expulsada de su convento y se derribaron algunas partes (entre otras la biblioteca y el segundo claustro) para prolongar la calle de Freixures, la iglesia pasó a parroquial. En 1824, con el retorno de la comunidad, se rehabilitó y comenzó la construcción de nuevas dependencias. En 1835 se incendió el conjunto conventual, ya principios de 1837 se derribó, a pesar de su relativo buen estado de conservación, con el objetivo de modernizar la ciudad. En su lugar se levantó el mercado de Santa Caterina (1845). Éste se reformó totalmente y reabría otra vez en 2005, después de años de trabajo e investigación arqueológica del subsuelo.

 

Santa Caterina
Claustro de Santa Caterina
Grabado publicado en Vell i Nou, núm. 17 (1916)
Biblioteca de Catalunya

Santa Caterina
Alzado del claustro del convento de Santa Caterina,
Publicado por Gaietà Barraquer en Las casas de religiosos
durante el primer tercio del siglo XIX


Santa Caterina
Planta del convento de Santa Caterina,
cuando ya de había derribado parcialmente (1823-35)
Publicado por Gaietà Barraquer en Las casas de religiosos
durante el primer tercio del siglo XIX
Santa Caterina
Superposición del convento con el plano actual de la zona
Santa Caterina
Planol de la zona

Planos de Santa Caterina de Josep Casademunt (1837), publicados por Adrià Casademunt el 1886:  
Santa Caterina
Sección del claustro e iglesia
Santa Caterina
Sección de la iglesia
Santa Caterina
La cubierta de la iglesia

Cuando se derribó el convento, se trasladaron a la Catedral de Barcelona los restos del santo dominicano Ramón de Penyafort. El sepulcro, obra del siglo XIV, se conserva en una capilla lateral del templo.
 

Santa Caterina / Catedral
Sepulcro de san Ramon de Penyafort (s. XIV)
Ahora en la Catedral de Barcelona

Santa Caterina / L'Enrajolada
Virgen procedente de Santa Caterina
Museu Santacana, L'Enrajolada. Martorell

Santa Caterina / Catedral
Estatua yacente san Ramon de Penyafort (s. XIV)
Procedente del convente. Ahora en la Catedral de Barcelona


Santa Caterina
Fachada del mercado

Santa Caterina
El nuevo mercado

Santa Caterina
Mercado de Santa Caterina


Bibliografía:
- Francisco Diago.
Historia de la provincia de Aragón de la orden de Predicadores, desde su origen y principio hasta el año de mil seiscientos. Barcelona, 1599
- Andrés Avelino Pi y Arimon. Barcelona Antigua y moderna, descripción e historia de esta ciudad desde su fundación hasta nuestros días. Imp. Tomás Gorchs. Barcelona, 1854
- Adriano Casademunt. Santa Catalina. Recopilación y ampliación de los borradores de la monografía de la iglesia y claustro del derruído convento de Padres Dominicos de Barcelona que por encargo de la Real Junta de Comercio de Cataluña practicó en 1837 D. José Casademunt. Tip. Fidel Giró. Barcelona, 1886
- Cayetano Barraquer y Roviralta. Las casas de religiosos durante el primer tercio del siglo XIX. Tomo II. Imp. F. J. Altés y Alabart. Barcelona, 1906
- Jordi Aguelo, Josefa Huertas, Ferran Puig. L’art gòtic a Catalunya. Arquitectura I. Enciclopèdia Catalana. Barcelona, 2002

Enlace:
-
Espai Santa Caterina


Situación

1 - Sant Domènec del Call, primer establecimiento
2 - Los restos del convento se encuentran en el mercado de Santa Caterina


Santa Caterina


Situación del convento en la Barcelona
de comienzos del siglo XVIII

Baldiri B. - Abril de 2013