Monasterios de
Catalunya

Servitas

Convento de Sant Martirià de Banyoles
< anterior Inicio Catalunya Pla de l'Estany Banyoles siguiente >
català
buscador contacto facebook

Pla de l'Estany

Este convento servita tiene su origen en la ermita de Sant Martirià situada en un lugar elevado, el Puig de Lió, sobre el lago, al norte de la villa y donde se veneraban las reliquias de este santo. Esta capilla fue el lugar donde los capuchinos mantuvieron un convento por poco tiempo, también dedicado a Sant Martirià, entre los años 1583 y 1638.

Caputxins de Banyoles
Restos del convento servita de Sant Martirià

En 1638, cuatro meses después de que los capuchinos dejaran el convento, el obispo de Gerona autorizó que los servitas el ocuparan. La llegada de esta orden a Banyoles no fue bien recibida por la comunidad benedictina de Sant Esteve e incluso en 1674 estos expulsaron a los frailes de Sant Martirià. Una vez la situación volvió a la normalidad, el servitas iniciaron la construcción de un nuevo convento, la primera piedra del cual se puso en 1723. Esta construcción se alargó en el tiempo y no fue hasta en 1784 que se pudo inaugurar la nueva iglesia. Con el nuevo edificio en uso, se readaptaron algunas de las antiguas construcciones de la época capuchina, la iglesia de estos se convirtió en portería y la antigua Capilla de los Dolores se adaptó como bodega.

Sant Martirià de Banyoles
San Martirià, venerado en el convemnto
Ilustración de: Vida del glorioso y martir San Martiriano,
obispo patron de la villa de Bañolas y su comarca...
Arxiu Històric de Girona

En 1809 los servitas fueron expulsados ​​de su convento por las tropas napoleónicas, el convento se fortificó y se instaló una guarnición. Aprovechando un momento en que aquellas tropas habían dejado el lugar, fue atacado y los edificios se derribaron para evitar su regreso y atrincheramiento. Terminada la guerra los servitas edificaron un nuevo convento en la plaza de los Estudios y se dedicaron a la enseñanza. Después de una expulsión temporal (1822-1823) el lugar fue abandonado definitivamente en 1835 sin haber acabado de levantar el convento. Luego la casa pasó a manos públicas y tuvo diversos usos, escuela, oficina de correos y finalmente se estableció el Museo Darder (1916).

Caputxins de Banyoles
Restos del convento servita de Sant Martirià

Bibliografía:
- DOMENEC, Fray Antonio Vicente. Vida del glorioso y martir San Martiriano, obispo patron de la villa de Bañolas y su comarca, cuya solemne fiesta se celebra todos los años á 24 octubre. Girona: Antonio Franquet, 1845
- BARRAQUER Y ROVIRALTA, Cayetano. Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Barcelona: Imp. Fco. J. Altés, 1906
- BASILI DE RUBÍ. Un segle de vida caputxina a Catalunya. 1564-1664. Barcelona: Caputxins de Sarrià, 1977
- IGLESIAS, Natàlia. Banyoles inaugura el Museu Darder del segle XXI. Revista de Girona. Núm. 241, 2007
- GALOFRÉ, Jordi. La presència dels ordes religiosos a Banyoles. Miscel·lània en honor de Josep Maria Marquès. Diputació de Girona, Publicacions de l´Abadia de Montserrat, 2010
Enlace:
- Les construccions del Puig de Lió (Joan Anton Abellan)

Situación:

El convento estaba en el monte de Sant Martirià, al norte de la ciudad, donde se conservan restos escasos del establecimiento de los servitas

Baldiri B. - Junio de 2007 / Actualizado agosto de 2012