Monasterios
Monasterios de Nueva Aquitania
Abadía de Grandmont
< anterior Inicio Francia Nueva Aquitania Alto Vienne siguiente >
català
buscador contacto facebook

Alto Vienne

Prácticamente no queda nada de la abadía de Grandmont que en su tiempo fue la casa madre de la orden del mismo nombre que se expandió en la edad media desde este lugar. Su origen se encuentra en la persona de Esteban de Thiers, hijo del vizconde de Thiers, quien nació en esa ciudad en 1046 y que de muy joven viajó a Italia donde se formó junto al obispo de Benevento y conoció las experiencias de tipo eremítico que se llevaban a cabo en aquellas tierras. Después de una estancia en Roma regresó a la Auvernia y en 1076 se retiró para practicar el eremitismo en un lugar apartado, en Muret, cerca de Limoges. Después de un periodo de vida solitaria comenzó a ser conocido por los habitantes de aquellas montañas y finalmente se reunieron otros eremitas llegando a formar una comunidad de tipo cenobítico. Gracias a la popularidad que alcanzó, recibió protección de la nobleza y en 1112 se consagraba una iglesia en aquel lugar. El impulsor de ese establecimiento murió en Muret el 1124.

Grandmont
Ruinas de Grandmont


Grandmont




 

La iniciativa hay que situarla dentro de las corrientes de la época que buscaban un retorno a las prácticas cenobíticas más estrictas apartándose del mundo, que dio paso a diferentes órdenes religiosas como la Camáldula, los cartujos o este de Grandmont, entre otras. A partir de este establecimiento se fundaron otros centros eremíticos en los alrededores y más adelante daría paso a la creación de la orden de Grandmont que dispondría de un regla o norma de conducta interna muy estricta y con el reconocimiento de su actividad por parte de la Santa Sede, que iría dando su aprobación a los diferentes términos de la regla, al tiempo que le otorgaba el privilegio de exención. El 1125, ya muerto el fundador, la comunidad se trasladó al cercano lugar de Grandmont, en 1166 se acababa la construcción de una nueva iglesia, fecha en que se consagró con toda solemnidad y con presencia de varios obispos y abades de otros monasterios.

Grandmont
Restos de la muralla de Grandmont


Esteve de Thiers
Relicario de san Esteban de Muret
procedente de la abadía de Grandmont
Ahora en Saint-Sylvestre (Alto Vienne)
De una fotografía de Mossot, en Wikimedia Commons

Esteve de Thiers
San Estban y Hug Lacerta
Placa esmaltada del retablo de Grandmont
Museo de Cluny, París
Wikimedia Commons


La orden de Grandmont se expandiría pronto por los territorios de la actual Francia donde centrarían su actividad desde esta casa madre, en la Península Ibérica llegaron a establecer dos casas en Navarra: Tudela y Estella. El 1189 se canonizó a San Esteban de Grandmont y con este motivo se hizo construir un nuevo altar con una espléndida decoración de esmaltes, del que todavía queda algún vestigio, obra paradójicamente contraria al espíritu de pobreza que impulsaba ese orden. Aquel altar incorporaba, además de las reliquias de san Esteban, otras arquetas que se irían añadiendo después, modificando el altar original. Actualmente sólo se conserva una de esas piezas, ahora en Ambazac, además de dos placas esmaltadas en el Museo de Cluny de París.

Grandmont
Dos obispos con la arqueta de san Esteban de Muret
Dibujo de una miniatura del Speculum Grandimontis
Publicada ena Histoire de l’abbaye de Grandmont

Grandmont
San Mateo
Esmalte del retablo de Grandmont
Museo del Louvre, París
© 1995 RMN / Daniel Arnaudet


Después de una época de cierta decadencia, en 1317 el papa Juan XXII reformó la estructura de Grandmont, dando la categoría de abadía al hasta entonces priorato de Grandmont, además redujo a 39 el número de prioratos que dependían de ella, agrupando las numerosas celdas que hasta ese momento tenían, también estableció el sistema de elección de priores y abad de las diferentes casas monásticas. El 1363 la abadía de Grandmont fue víctima de la guerra de los Cien Años y los episodios de destrucción se repitieron en muchos de sus prioratos. A partir del 1471 la abadía comenzó a estar regida por abades comendatarios, en aquella fecha fue designado abad Carlos II de Borbón, también arzobispo de Lyon entre otros cargos y que nunca estuvo en Grandmont, este régimen de encomienda se mantuvo hasta el 1563, cuando los monjes volvieron a elegir su superio. En 1770 se intentó la reforma de la observancia de las casas de la orden pero su rechazo por ciertos sectores terminó con la supresión de la orden en 1772, oficializada con una bula papal. En 1788 los edificios del monasterio ya se encontraban en ruina. Los bienes muebles se perdieron en su mayoría y otros se dispersaron. Actualmente quedan en Grandmont escasos vestigios del monasterio.

Carles II
Carlos II de Borbón, primer abad comendatario de Grandmont
Jean Hey, Alte Pinakothek, Munich
Fotografía de Wikimedia Commons

Ambazac Grandmont
Arqueta de Ambazac, procedente del retablo de Grandmont


Ambazac Grandmont
Detalle de la arqueta de Ambazac

Ambazac Grandmont
Detalle de la arqueta de Ambazac

Ambazac Grandmont
Detalle de la arqueta de Ambazac


Ambazac Grandmont
Detalle de la arqueta de Ambazac

Ambazac Grandmont
Detalle de la arqueta de Ambazac

 

Bibliografía:
- GABORIT, Jean-René (1976). L'autel majeur de Grandmont. Cahiers de civilisation médiévale. Núm. 75
- GUIBERT, Louis (1877). Destruction de l’ordre et de l’abbaye de Grandmont. Paris / Linoges: Champion / Ducourtieux
- HASQUENOPH, Sophie (2009). Histoire des ordres et congégations religieuses. Champ Vallon
- LECLER, A. (1907-1911). Histoire de l’abbaye de Grandmont. Bulletin de la Société archéologique et historique du Limousin. Limoges: Ducourtieux
- MASOLIVER, Alexandre (1980). Història del monaquisme cristià. Barcelona: Publicacions de l’Abadia de Montserrat
 

Situación:

Al norte de Limoges


Grandmont

Baldiri B. - Enero de 2014