Monasterios de
Catalunya
Benedictinos Monasterio de Sant Pere de Besalú
< anterior Inicio Catalunya Garrotxa Besalú siguiente >
català
buscador contacto facebook

Garrotxa
 
< monasterios imprescindibles... >

La abadía benedictina de Sant Pere de Besalú fue fundada en 977 por el conde-obispo Miró III Bonfill, que la puso bajo el patrocinio de la Santa Sede. Además, le hizo donación de varios derechos y posesiones, entre los cuales algunas iglesias. Al año siguiente incrementó aquellas primeras donaciones con algunas más. El fundador también hizo llegar desde Francia a la nueva abadía las reliquias de los santos mártires Prim y Felicià. Su existencia fue oficializada el año 979 con una bula emitida por el papa Benedicto VII donde, además se confirmaban sus posesiones y la vinculación directa con Roma, que se reservaba el derecho a elegir abad.

Sant Pere de Besalú
Sant Pere de Besalú


Sant Pere de Besalú
Sant Pere de Besalú
De una fotografía estereoscópica de Josep Salvany, 1912
Biblioteca de Catalunya. Fons Josep Salvany

Sant Pere de Besalú
Ventanal de Sant Pere


La iglesia monástica fue consagrada en 1003 por Bernat Tallaferro, también conde de Besalú, quien hizo esfuerzos para incrementar el patrimonio del monasterio con nuevas donaciones. Las complicaciones y diferencias entre el condado de Besalú abadía aparecieron con el sucesor de Bernardo, Guillermo I el Gras, que incluso fue excomulgado por apropiarse de bienes del monasterio. Con el intento de reformarla, el conde Bernat II la unió en 1070 a San Víctor de Marsella, unión que duró poco, consta que el año 1086 ya no dependía de aquella abadía provenzal.

Sant Pere de Besalú
Decoración de la arquivolta de la porta

Sant Pere de Besalú

Sant Pere de Besalú
León del ventanal

Sant Pere de Besalú
León del ventanal


En 1111 el condado de Besalú se unió con el de Barcelona y esto ocasionó de manera indirecta que mejorara la prosperidad del centro monástico debido a que el abad se convirtió en la primera autoridad de Besalú. En esta época, bajo Ramon Berenguer III y en los años siguientes todavía se vio incrementado el patrimonio del monasterio.

Sant Pere de Besalú
Transepto y ábside

Sant Pere de Besalú
Exterior de Sant Pere de Besalú (1879)
Autor: Fototipia Thomas.  Fondo de la Diputació de Girona
INSPAI, Centre de la Imatge. Diputació de Girona


El 1424 le fue unido el priorato de Sant Joan les Fonts, esta época de prosperidad se prolongó hasta el siglo XV y mermó considerablemente con la llegada de los abades comendatarios, ya en el siglo XVI. En una maniobra de reorganización monástica del territorio, en 1592 le fueron unidos en los monasterios de Sant Llorenç del Mont y de Sant Quirze de Colera, al tiempo que se integraba a la Congregación Claustral Tarraconense. Sufrió los efectos negativos de la Guerra dels Segadors y a mediados del siglo XVI el lugar se encontraba en condiciones lastimosas e incluso durante un corto periodo de tiempo se trasladó aquí el noviciado de la orden. Más adelante vivió un resurgimiento económico que le permitió emprender obras de mejora de las dependencias monásticas.

Sant Pere de Besalú
Capitel de la portada

Sant Pere de Besalú
Capitel de la portada


Sufrió nuevamente los efectos bélicos a finales del siglo XVIII con la Revolución Francesa que a pesar de no afectar directamente Besalú, supuso la pérdida de los objetos de valor. La Guerra de la Independencia transformó la abadía en cuartel y se derribó el claustro. En 1835 el monasterio fue suprimido a raíz de la desamortización. Poco después se recuperó el uso de la iglesia, sufrió nuevas destrucciones y un intento de refundación monástica. Con la Guerra Civil, ya en el siglo XX, volvió a sufrir destrozos; como resultado de los acontecimientos desfavorables de estos dos últimos siglos, el monasterio perdió o vio dispersado su patrimonio mobiliario y archivo.

Sant Pere de Besalú
Nave central

Sant Pere de Besalú
Sant Pere de Besalú
De una fotografía estereoscópica de Josep Salvany, 1914
Biblioteca de Catalunya. Fons Josep Salvany


Se conserva la iglesia de época románica, de tres naves y un ábside semicircular que las cubre en su totalidad, incluyendo un deambulatorio. Tiene un transepto con unos pequeños ábsides abiertos en el grueso de los muros, no aparentes exteriormente. El deambulatorio está separado del presbiterio por unas columnas dobles con capiteles de buena factura pero que han sufrido los efectos del incendio de 1936. La fachada principal, a poniente, es sencilla, sólo con un ventanal flanqueado por dos figuras de leones; debajo se encuentra la puerta de entrada con una columna a cada lado y una única arquivolta.

Sant Pere de Besalú
Deambulatorio

Sant Pere de Besalú
Capiteles del deambulatorio


Sant Pere de Besalú
Animales fantásticos enfrontados, del deambulatorio

Sant Pere de Besalú
Capiteles: corintio y con animales enfrontados

Sant Pere de Besalú
Capiteles del deambulatorio


Sant Pere de Besalú
Rey Mago

Sant Pere de Besalú
Detalle de una lápida sepulcral

Sant Pere de Besalú
Interior de la iglesia (1893)
Fotografía de Gaietà Barraquer publicada en Las casas de religiosos...


Bibliografía:
- BARRAQUER Y ROVIRALTA, Cayetano. Las Casas de Religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Barcelona: Imp. J. Altés y Alabart, 1906
- GALIMAY I ARNAU, Manuel. Catalunya romànica. Vol. IV. La Garrotxa. Barcelona: Enciclopèdia Catalana, 1990
 

Situación:

La iglesia de Sant Pere está en el centro de Besalú, en la plaza del mismo nombre

Baldiri B. - Marzo de 2007 / Actualizado diciembre de 2012