Monasterios de
Catalunya

Carmelitas descalzos

Convento de Sant Llorenç de Tarragona
< anterior Inicio Catalunya Tarragonès Tarragona siguiente >
català
buscador contacto facebook

Tarragonès

Los carmelitas descalzos llegaron a Tarragona el año 1597, en sus comienzos en la ciudad ocuparon unas casas que les fueron cedidas por el canónigo Bartomeu Roca. Este personaje y el también canónigo Rafael Llorenç fueron los que financiaron este establecimiento carmelitano. El mismo año de 1597 ocuparon las casas que les habían entregado e iniciaron las pertinentes obras de adecuación del edificio para las nuevas funciones. Después de sufrir problemas de índole económica debido al retraso en la recepción del legado de Bartomeu Roca, en 1599 se pudo inaugurar la nueva iglesia. Más adelante esa iglesia fue ampliada con la construcción de nuevas capillas, y también con la ampliación del convento el año 1686, fecha en que también se construyó una capilla para acoger las reliquias de san Teodoro que habían llegado al convento. De esta última construcción se encargó el tracista fray Josep de la Concepció. Durante el siglo XVIII menudearon las obras de mejora del establecimiento.

Sant Llorenç de Tarragona
Cuartel en el lugar del convento, ahora derribado


Sant Llorenç
El convento al lado de la antigua iglesia de Sant Llorenç
Detalle de Plan de Tarragone
Calbet (1643)
Bibliothèque nationale de France

Sant Llorenç
Planol de Tarragona del año 1900 con el cuartel del Carro
Ciudad de Tarragona
Institut Cartogràfic de Catalunya


En el siglo XIX los carmelitas sufrieron los infortunios propios de la época, la guerra de la Independencia les afectó de lleno y en 1811 murieron muchos de los frailes que formaban la comunidad, el convento fue ocupado por el ejército francés mientras la iglesia se convirtió en caballeriza. En 1821, durante el Trienio Liberal, el convento fue respetado e incluso acogió la comunidad de Sant Rafael de la Selva del Camp, aunque finalmente la casa fue clausurada. El cierre definitivo llegó con la exclaustración de 1835 cuando la comunidad se dispersó. En 1842 se convirtió en cuartel de infantería y cuando Barraquer lo visitó tenía aún esa función e incluso la iglesia se había dividido en altura y se habían instalado unos dormitorios. En 1934 el cuartel conocido como del Carro fue entregado al Ayuntamiento, que lo derribó.

Sant Llorenç de Tarragona
La calle aún recuerda el convento


Bibliografía:
- BARRAQUER, Cayetano. Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Francisco J. Altés. Barcelona, 1906
- BARRAQUER, Cayetano. Los religiosos en Cataluña durante la primera mitad del siglo XIX. Francisco J. Altés. Barcelona, 1915
- NARVÁEZ CASES, Carme. El tracista fra Josep de la Concepció i l’arquitectura carmelitana a Catalunya. Barcelona. Universitat Autónoma, 2000
- RECODER, Josep. Glorias teresianas de Cataluña. Barcelona: La Hormiga de Oro, 1888
 

Situación:

Ahora ha desaparecido, estaba dentro de la muralla, cerca de la catedral
 

 

Baldiri B. - Julio de 2007 / Actualizado noviembre de 2012