Monasterios de
Catalunya
Canónigos agustinianos Monasterio de Santa Maria de Lluçà
< anterior Inicio Catalunya Osona Lluçà siguiente >
català
buscador contacto facebook

Osona
 
< monasterios imprescindibles... >

Origen

Este establecimiento monástico tiene su origen en la reorganización territorial efectuada en un lugar fronterizo entre las tierras en manos islámicas y las que se habían recuperado. Esta organización tenía una base militar y el castillo de Lluçà formaba parte importante de aquella línea defensiva. La fortaleza estaba bajo la influencia del condado de Barcelona. El primer señor de Lluçà conocido es Sunifred (988).

Santa Maria de Lluçà
Santa Maria de Lluçà
Claustro
Murales

Santa Maria de Lluçà
Patio del monasterio

Santa Maria de Lluçà
Restos de la bodega


La iglesia de Santa Maria

La iglesia de Santa Maria de Lluçà fue consagrada el 905, pero todo hace pensar que se trataba de una reconstrucción de una capilla anterior, posiblemente del siglo IX.

Santa Maria de Lluçà
Fachada de la iglesia


Santa Maria de Lluçà
El claustro

Santa Maria de Lluçà
Campanario renovado


La canónica

La iglesia adquirió cierta importancia en la comarca y en un momento indeterminado se decidió establecer una comunidad de canónigos. Es seguro de que en 1150 no había ninguna comunidad en la iglesia y que en 1168 estaba ya en funcionamiento. Posiblemente se fundara hacia el 1154. Se sabe que el establecimiento se regía por la regla de san Agustín. En 1192 se puso el priorato de Lluçà bajo la protección de l’Estany. A finales del siglo XIII fue cuando la comunidad alcanzó su máxima esplendor. La comunidad era relativamente numerosa y cuidaba de la propia iglesia, así como de algunas más, dispersadas por los alrededores.

Santa Maria de Lluçà
Nave de la iglesia


Santa Maria de Lluçà
Herrajes del portal

Santa Maria de Lluçà
Herrajes del portal


Decadencia

El siglo siguiente es el del declive, la comunidad se había reducido a la mínima expresión. Esta decadencia se profundizó con los priores comendatarios, canónigos de otros lugares, que no tenían residencia en Lluçà. A comienzo del siglo XVI, había dejado prácticamente existir, a mediados del mismo siglo se habla del estado de ruina de los edificios. En 1609 se unió al capítulo de canónigos de Barcelona, que continuó manteniendo la iglesia con un rector, que cuidaba, hasta 1849. A partir de la desamortización pasó a parroquia, sin dependencia de Barcelona.

Santa Maria de Lluçà
Sepulcros del claustro

Santa Maria de Lluçà
Capitel del claustro


La iglesia

El edificio actual no es el que se fundó el 905. Por sus características, se piensa que la iglesia pertenece en el siglo XII, quizás de cuando se instituyó la canónica. Originariamente la iglesia tendría una única nave encabezada por un gran ábside, con crucero rematado por dos ábsides más.

Aquel edificio sufrió los efectos de los terremotos del siglo XV, que también afectaron otras dependencias del monasterio. Tanto la fachada como el campanario son obras posteriores, igual que la absidiola del lado del campanario, que también se perdió, posiblemente a causa del terremoto. Fue restaurada durante el siglo XX.

Santa Maria de Lluçà
Capitel del claustro

Santa Maria de Lluçà
Capitel del claustro
Claustro

El claustro

Es pequeño y de planta irregular. No está documentada su construcción pero todo hace pensar que sea de la misma época que la iglesia actual (siglo XII). Tiene una gran variedad de elementos decorativos, muy interesantes, tanto en los mismos capiteles como en las decoraciones de los respectivos ábacos. Tiene un total de 22 piezas distribuidas en las cuatro galerías, de los cuales se han perdido dos capiteles.

Santa Maria de Lluçà
Capitel del claustro

Santa Maria de Lluçà
Capitel del claustro


Decoración mural

En 1954 se descubrieron importantes restos de decoración mural en el interior de la iglesia, que ahora se han arrancado y se guardan en unas salas anexas del antiguo monasterio. Son obra del siglo XIV. Se conservan dos grandes plafones, el primero con Escenas de la Vida de Cristo y el segundo con las correspondientes a la Vida de San Agustín. Entre estas composiciones se situaba un gran Pantocrator. Hay otros fragmentos menores: uno con un Angel de la Anunciación, el segundo muy deteriorado, con un San Jorge y el dragón, y el tercero, de difícil identificación, con dos personajes delante de un altar bajo el escudo de los Serra, quizás relacionados con la familia de los donantes, que no lucen nimbo.

En diversos espacios de los murales se ven escudos de la familia Serra. Hay que tener la cuenta que un tal Ponç sa Serra fue prior del monasterio entre el 1348 y 1372, lo que hace pensar que la realización de la obra tuviera alguna relación con él.

Santa Maria de Lluçà
Pantocrátor

Santa Maria de Lluçà
Crucifixión

Murales

Otros elementos

Cabe destacar el valioso herraje de la puerta principal, muy bien conservado. En la capilla lateral, donde estaba la absidiola perdida, se conserva una amplia muestra de piezas de orfebrería y objetos litúrgicos.

En el Museu Episcopal de Vic se conserva el altar de madera pintada en época románica con tres paneles espléndidamente decorados.

En el mismo museo se conserva también una cruz de altar pintada, de la misma época.

En el claustro se conservan dos sepulcros góticos, el primero perteneciente al canónigo Bernat de Merlès, posiblemente del siglo XIII. El segundo pertenece al canónigo Ramon de Casovers, muerto en 1395.

Santa Maria de Lluçà
Escenas de la vida de San Agustín

Santa Maria de Lluçà
Escenas de la vida de Cristo


Bibliografía:
- Antoni Pladevall, Albert Benet. Catalunya romànica. Vol. II, Osona I. Fundació Enciclopèdia Catalana. Barcelona, 1984
- Antoni Pladevall i Font. Santa Maria de Lluçà. Antiga canònica agustiniana. Sellarès. Torelló, 1997
 

Situación:

La canónica se encuentra en Lluçà, al norte de Prats de Lluçanès

Baldiri B. - Junio de 2007 / Actualizado mayo de 2013