Monasterios de
Catalunya

Benedictinos

Monasterio de Santa Maria de Roses
< anterior Inicio Catalunya Alt Empordà Roses siguiente >
català - français
buscador contacto facebook

Alt Empordà
 
< monasterios imprescindibles... >

Orígen

El lugar donde ahora se levantan los restos del monasterio de Santa María de Rosas ya estuvo ocupado por la antigua colonia griega de Rhode, que tuvo continuidad en época romana y también más adelante. En este lugar se encuentran restos de edificaciones desde el siglo IV: una necrópolis y una iglesia paleocristiana, justo donde se encuentra la iglesia románica de Santa Maria.

Santa Maria de Roses
Santa Maria de Roses


Santa Maria de Roses
Ruinas de la iglesia

Santa Maria de Roses
Ruinas de la iglesia


La celda monástica

Es posible que desde antiguo hubiera alguna clase de establecimiento monástico, en este sentido se tiene alguna noticia de finales del siglo VIII cuando hay indicios de la llegada a Santa Maria de Roses de algún monje procedente de la celda de Magrigul.

En 944, un precepto de Luis de Ultramar confirma la dependencia de la iglesia de Santa Maria de Roses del monasterio de Sant Pere de Rodes. Gracias al hallazgo de una inscripción se sabe que a mediados de ese mismo siglo la iglesia fue reconstruida por deseo del conde Suñer I de Barcelona, que se retiró como monje. Parece que se independizó de Sant Pere de Rodes el 960. En 976 el conde Gausfredo le hizo una importante dotación económica. El lugar quedó ligado al condado de Empúries, de hecho era propiedad de los condes, más adelante compartida con el obispo de Girona.

Santa Maria de Roses
Ábside de la iglesia


En la época del abad Ramon Hug (1049-1064) se consagró una nueva iglesia, las ruinas son, sin duda, las que aún podemos ver ahora. En el mismo acto, el 3 de enero de 1053, se hace la confirmación de sus propiedades. Estos bienes se fueron incrementando en los decenios siguientes, de manera regular.

En 1229 se dependía el priorato de Penardell, que quedó bajo la regla benedictina. En este sentido hay constancia de que, al menos desde el 1306, dependía también de aquí Santa Maria del Camp.

Santa Maria de Roses
Torre de defensa


Fue decayendo a causa de las guerras y ataques piratas desde el mar. También se registra una cierta relajación de las costumbres dentro de la propia comunidad. En el siglo XVI el monasterio quedó cercado por el nuevo recinto defensivo que con más o menos modificaciones aún se conserva. En 1588, a causa de una epidemia, los monjes se vieron obligados a abandonar el monasterio, cuando regresaron lo encontraron saqueado, claro indicio de poca vitalidad. Debido a su precaria situación, en 1592 pasó de depender de Santa Maria de Amer. Las guerras continuaron afectando Roses, la ciudadela y, al fin y al cabo, el mismo cenobio.

En 1795 los franceses ocuparon la ciudadela y el monasterio, que ya se había abandonado en 1792. Quedó en ruinas. Los monjes ya no regresaron, no se restauró.
 

Santa Maria de Roses
Ruinas de la iglesia

Roses
Sitio de Roses (1795)
Ilustración de France militaire, vol. 1 (1834)

El edificio

El monasterio tenía una iglesia que ahora se conserva parcialmente, levantada en el siglo XI, de tres naves con crucero y tres ábsides, el central de grandes dimensiones, ahora restaurado. También ha sido remontada la antigua portada, un poco posterior a la iglesia. A mediodía se pueden ver los escasos restos del pequeño claustro.

Santa Maria de Roses
Portal de la Ciudadela de Roses


Bibliografía:
- BADIA, Joan; RAMOS, M. Lluïsa (1990). Catalunya Romànica, IX, Empordà II. Enciclopèdia Catalana. Barcelona
 

Situación:

Les restos de la abadía de Santa Maria de Roses (40) se conservan en el recinto e la antigua ciudadela


Santa Maria de Roses


Baldiri B. - Agosto de 2016