Monasterios de
Catalunya
    Canónigos aquisgranenses
Órdenes
català
buscador contacto facebook

Órdenes
 
Órdenes canonicales

Sant Feliu de Girona
Sant Feliu de Girona
Aquisgranenses
Después agustinianos
Después de San Rufo
C Catedralicia
TO Trasladada (orígen)
TD Trasladada (destino)
   
Santa Maria de la Seu d'Urgell (Alt Urgell)  C
Sant Jaume de Calaf (Anoia)
Sant Vicenç de Cardona (Bages)
Santa Maria de Manresa (Bages)
Catedral de Barcelona (Barcelonès)  C
Santa Maria de Lillet (Berguedà)
Sant Joan de Montdarn (Berguedà)
Santa Maria de Talló (Cerdanya)
Sant Pere de Ger (Cerdanya)
Sant Genís i Sant Miquel de Besalú (Garrotxa)
Sant Corneli i Santa Magdalena del Mont (Garrotxa)
Sant Feliu de Girona (Gironès)
Catedral de Girona (Gironès)  C
Sant Pere de Àger (Noguera)
Sant Llorenç de la Roca (Noguera)
Sant Miquel de Montmagastre (Noguera)
Catedral de Vic (Osona)  C
Sant Sadurní de Llordà (Pallars Jussà)  TO
Santa Maria de Covet (Pallars Jussà)  TD
Santa Maria de Valldeflors (Pallars Jussà)
Sant Joan de les Abadesses (Ripollès)
Santa Maria l'Antiga (Segrià)
Sant Pere de Graudescales (Solsonès)
Sant Llorenç de Morunys (Solsonès)
Santa Maria de Solsona (Solsonès)
Santa Tecla de Tarragona (Tarragonès)  C
Sant Pere de Vilamajor (Vallès Oriental)
   

Aunque las comunidades canonicales mantenían diferencias considerables entre unas y otras, hay unos rasgos que sin ser universales se pueden considerar característicos. Por un lado hay que tener presente el hecho de que los canónigos eran clérigos y como tales, además de la vida común también practicaban la cura de almas y se encontraban al frente de parroquias, lo que no ocurría con los monjes, que no debían ser clérigos y llevaban una vida esencialmente contemplativa. Otro rasgo es la posibilidad de mantener bienes privados por parte de sus miembros, punto que fue muy discutido y objeto de reformas para limitarlo, o eliminarlo. Algunas comunidades canonicales asistían directamente las necesidades de los fieles con tareas diversas como por ejemplo, tener cuidado de hospitales.

Sant Pere d'Àger
Sant Pere de Àger

Sant Pere de Graudescales
Sant Pere de Graudescales


A mediados del siglo VIII el obispo Crodegang de Metz confeccionó una regla para uso de los canónigos de su catedral, aquellas disposiciones serían adoptadas en la época de Luis el Piadoso por todo el Imperio Carolingio en el concilio de Aquisgrán del 816, las comunidades seguidoras de esa regla son conocidas como canónicas aquisgranenses. Aquellas disposiciones extenderían de una manera heterogénea por las canónicas catedralicias catalanas debido a la sumisión al imperio carolingio pero también se fundarían otros canónicas fuera de las sedes episcopales con la misma regla, que se consideran de carácter más monástico y regular.

A finales del siglo XI y durante el siguiente hay una ola de regularización de los capítulos de canónigos en las diferentes catedrales introduciendo la llamada Regla de San Agustín (canónicas agustinianas) en detrimento del aquisgranesa considerada demasiado relajada. Al mismo tiempo, las nuevas fundaciones pasan a hacerse bajo esta regla agustiniana quedando las canónicas aquisgraneses en curso de desaparición, o cuando menos, residuales.

Santa Maria de Lillet
Santa Maria de Lillet

Lluís el Pietós
Lluís el Pietós
Il·lustració de Les grandes Chroniques de France (1390-1405)
Bibliothèque nationale de France


Bibliografia:
- BECQUET, Jean; i altres (1989). Le monde des chanoines (XIe-XIVe s.). Fanjeaux: Privat
- HASQUENOPH, Sophie (2009). Histoire des ordres et congrégations religieuses en France du Moyen Âge à nos jours. Champ Vallon
- PLADEVALL, Antoni (1970). Els monestirs catalans. Barcelona: Ed. Destino
- VAN ETTE, Aloïs (1953). Les chanoines réguliers de Saint Augustin. Aperçu historique. Cholet: Farré et Freulon
 
Baldiri B. - Gener de 2015